YogaOmmm 

Cuerpo&mente 

"Mi esterilla es un espacio seguro para ser mi esencia genuina, en quietud  o movimiento, un viaje de hacia la re-conexión.”
Ingrid


Practica Yoga con movimientos sincronizados con tu respiración, aprende a saborear los espacios de tranquilidad entre el ajetreo y el bullicio diario. Date a ti y a los demás tu presencia plena y completa. 


Practicar yoga puede servirte para liberar tensiones profundas, antiguas, instaladas en tus tejidos, en tus emociones o en tu mente. Te ayudará a comprender cómo respiras profundamente, para crear espacio y dejar ir todo aquello que está de más, para que circulen mejor las cosas.

Hoy en día hablamos de “estilos” haciendo referencia a las diferentes formas en las que se desarrolla la práctica de asana -posturas- . En realidad, la mayoría de las posturas son las mismas en todos los estilos, la diferencia radica en la forma de ejecutar dichas posturas.

En YogaOmmm tenemos los siguientes estilos...


HATHA YOGA

El más clásico y tradicional es como “el padre de todos los yogas”.

“Ha” significa Sol y “Tha” luna. Equilibra las energías frío-calor, femenino-masculino, mente-cuerpo. También se le llama el Yoga de la fuerza y la energía.

Aporta flexibilidad, tonificación y fuerza a los músculos. Nos libera del estrés, mejora la postura corporal, favorece la concentración y la claridad mental.

Se caracteriza por una transición suave entre posturas. Es una disciplina holística que une cuerpo, mente y espíritu.


VINYASA YOGA

Vinyasa significa literalmente “movimiento sincronizado con respiración”. Es un estilo de Yoga dinámico, activo y energético, donde la respiración y el movimiento se unen creando secuencias fluidas que hacen que conectes con el momento presente y con tu yo más íntimo.

Entre las diferentes técnicas de respiración que se practican en Yoga, conocidas con el nombre genérico de Pranayama, se encuentra la respiración Ujjayi (especialmente importante en la práctica de Vinyasa)


KUNDALINI

Se le conoce como el “Yoga del despertar o de la conciencia”. Su práctica está orientada a ayudarnos a alcanzar una experiencia de vida más sana, de mayor calidad como seres humanos, más consciente y más plena. Trabaja de forma integral y específica para equilibrar y mejorar el estado de nuestra salud y de nuestro ser, tanto físicamente, con todos los elementos, órganos y sistemas que conforman nuestro cuerpo, como a nivel mental, emocional y anímico, así como a nivel energético estimulando y equilibrando nuestros chakras y purificando los nadis, nuestros canales energéticos internos.
En cada clase se realiza siempre un trabajo concreto sobre una parte de nuestro ser empleando kriyas específicos (combinaciones ordenadas y precisas de asanas, pranayamas, bandhas, mudras y mantras), Yoga Nidra (relajación profunda tras el trabajo corporal) y meditaciones finales bien definidas para completar el efecto.